jueves, 4 de agosto de 2011

Una noche de perros, Hugh Laurie

-Autor: Hugh Laurie

-Título original: The Gun Seller

-Editorial: Planeta/Punto de Lectura

-Páginas: 352

-ISBN9788408069034


Sinopsis:

Thomas Lang es un ex policía, y ahora pistolero a sueldo, una suerte de mezcla entre antihéroe policiaco y filósofo trasnochado. Un día recibe la visita de un tal McClusky, quien le ofrece cien mil dólares por asesinar a Alexander Woolf, un empresario americano. Indignado, Lang rechaza el encargo, y decide en cambio advertir a la víctima del peligro que corre: una buena acción que no quedará impune. A partir de ese momento el protagonista se verá inmerso en un torbellino de mentiras, corrupción y violencia, que lo obligará a machacar unas cuantas cabezas con la estatuilla de un Buda, medir su ingenio con multimillonarios malvados y dejar su vida (entre otras cosas) en manos de un grupo de femmes fatales; todo esto mientras intenta salvar a una bella dama y evitar un baño de sangre a escala mundial.

A Thomas Lang se le ha encargado una misión: matar al narcotraficante Alexander Woolf, pero se niega y decide ir a su casa para advertirle de que cierta gente anda tras suya para asesinarlo. Las cosas se tornan y Lang se enzarza en una pelea con su guardaspaldas. A partir de esa noche, la vida del protagonista se verá envuelta en un laberinto de mentiras y falsas apariencias. 

Lang no sabe si creer a un par de secuestradores que aseguran que Woolf es un narcotraficante, o bien al propio Woolf, que mantiene que un grupo de traficantes y gente de la CIA planea un atentado para vender su propio material bélico. Además, Sarah Woolf ha sido, por lo que parece, secuestrada, y Lang tendrá que unirse al grupo dispuesto a causar dicho atentado, amenazado con la muerte de Sarah.

No sé cómo empezar a reseñar este libro porque no me ha gustado mucho. Así que empezaré por los personajes; Lang, el protagonista, es arrogante y chulo, y la mitad de las cosas que le ocurren es gracias a que sus enemigos tienen la paciencia suficiente para no pegarle dos buenos tiros. Y lo que es más, se enamora de Sarah sólo con verla una vez, y porque la chica es algo ingeniosa y con mal genio. No me lo creo, es imposible y un cliché de las novelas policíacas (por lo menos de las películas, que libros de este género no he leído mucho). Los demás protagonistas se mueven entre los malos-malos y los buenos-malos. De los primeros su descripción es casi siempre negativa; de los segundos nunca se sabe muy bien hacia qué lado tirar.

La historia es el único punto bueno, pero aun así... aun así... Se lía, se lía mucho, se retuerce y es imposible no perderse: infinidad de nombres, subtramas que no vienen a cuento, explicaciones a medio camino entre te-lo-cuento y no-te-lo-cuento, cosas que quedan en el aire y mejor que las supongas porque el libro no te las va a resolver... En fin, un caos. Lo de que Lang es un expistolero a sueldo, lo supe por la sinopsis.

El ritmo es bastante rápido, lo que se agradece, aunque no siempre, porque, como dije antes, la historia se atropella y llega un momento que no sabes por qué ha pasado esto, quién es tal persona, o por qué viajan a tal sitio si se suponía que tenían que hacer tal cosa. Puede que la culpa fuese mía; si no recuerdo mal, es la única novela policíaca que he leído, y quizás mi intelecto no es el adecuada para comprender semejante trama. 

El libro me llamó la atención porque me gusta el trabajo de Hugh Laurie en la serie House, y me picó la curiosidad. He visto en esta novela que el autor ha hecho del libro un espejo en el que reflejar un poco su personalidad. Sin embargo, el humor con el que impregna las páginas me ha parecido absurdo y a veces hasta infantil. ¿Será este el humor inglés? (No me gusta, entonces.)

No, no lo recomiendo, para nada. Y sí a ti también te entrea el gusanillo de leerlo porque eres fan de House, ¡no lo hagas! Sólo si tienes ganas de romperte la cabeza con una trama para equilibristas y un humor facilongo. 

Veredicto:

Se pierde en la propia historia, en los desvaríos del protagonista y las fantasías de Laurie.

Nota:


2 idea(s) :

Ai* dijo...

no sé..no me acab de convencer tampoco a mí xD

Kyoko dijo...

Es una pena! lo compro mi hermano pensando que seria bueno... aish y yo que le tenia ganas :(