domingo, 18 de agosto de 2019

La desaparición de Stephanie Mailer, Joël Dicker

Autor: Joël Dicker
Título original: La disparition de Stéphanie Mailer
Editorial: Alfaguara
Páginas: 656
ISBN: 9788420432472
La noche del 30 de julio de 1994, la apacible población de Orphea, en la región de los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa... Mientras tanto, un hombre recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada. Jesse Rosenberg y Derek Scott, dos jóvenes y brillantes policías de Nueva York, resuelven el caso. Pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: asegura que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba estaba delante de sus ojos, y afirma poseer información clave. Días después, desaparece. Así se inicia este colosal thriller, que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso, sumando tramas, personajes, sorpresas y vueltas de tuerca, sacudiendo y precipitando al lector sin freno posible hacia el inesperado e inolvidable desenlace.
Hacía tiempo que me apetecía leer algo de este autor desde que salió La verdad sobre el caso Harry Quebert, y hace poco que me he descargado una aplicación de audiolibros así que decidí probrarla con La desaparición de Stephanie Mailer, que además es un libro bastante gordito. No es que sea yo muy fan de la novela policíaca, pero me llamaba la atención y tenía ganas de engancharme a alguna historia de este estilo.

Mi problema principal con esta "lectura" es que la narración me ha parecido muy simplona. Es una novela cuya escritura se basa en la descripción de diálogos y las partes narradas me resultaron insulsas. Es como si de un guión de cine se tratase, donde solo se escribe lo imprescindible para entender lo que está pasando. También, aunque entiendo que el cambio de voces en la novela le aporta una dimensión más amplia (sobre todo por el hecho de que al final de algún modo todos estén relacionados entre ellos), desde mi punto de vista la historia me habría resultado más intrigante si la historia hubiese estado guiada por solo una voz.

Tampoco es que los personajes me hayan caído especialmente bien. Los dos únicos más llevaderos han sido el propio Jesse Rosenberg y Anna, una de las policías de Orphea, que además sirve como excusa para poner en evidencia un machismo latente en el cuerpo de la policía. Los demás personajes que narran esta historia se mueven en temas como el adulterio, las drogas o la vanidad. En lo que no difieren, claro, es en que todos pertenecen a una clase media bien acomodada, por lo que muchas veces me costaba conectar con sus problemas.

En cuanto a la trama, tengo que reconocer que es una historia con secretos y misterios bien construida, que guarda bastantes giros a medida que se van descubriendo nuevos aportes. El autor tiene un as en la manga que se guarda hasta el último minuto y es una historia que engancha. Pero en general debo decir que ha sido una historia que me ha decepcionado, la esperaba más oscura, más introspectiva y menos facilona. Sigo teniendo curiosidad por La verdad sobre el caso Harry Quebert pero después de esta experiencia no lo tengo presente para mis próximas lecturas.

domingo, 28 de julio de 2019

Algún día este dolor te será útil, Peter Cameron

Autor: Peter Cameron
Título original: Someday this pain will be useful to you
Editorial: Libros del Asteroide
Páginas: 248
ISBN: 9788492663545
James Sveck, el narrador de esta novela, es un adolescente inteligente y precoz, ha terminado el colegio y durante el verano trabaja en la galería de arte que su madre tiene en Manhattan y en la que casi nunca entra a nadie. Pese a haber sido admitido en la prestigiosa Universidad e Brown no está seguro de querer ir; lo que de verdad le gustaría es comprarse una casa en el campo y pasarse el día leyendo, sin ser molestado; detesta relacionarse con gente de su edad, a la que evita y con la que piensa que no tiene nada en común.  La narración de James nos ofrece una sarcástica y divertida mirada sobre su confusa vida, sobre cómo su desestructurada familia y su psiquiatra tratan en vano de ayudarle, o sobre cómo intenta, torpemente, aclararse y salir de su aislamiento. Considerada por la crítica estadounidense como una de las mejores novelas que se han publicado en los últimos años sobre Nueva York, Algún día este dolor te será útil es una aguda y emotiva novela sobre un joven capaz de cuestionarse a sí mismo, a su familia y al tiempo que le ha tocado vivir.

James es un chico neoyorquino de dieciocho años que ha decidido que no quiere ir a la universidad. Su personalidad introspectiva, de mente aguda y con inclinación a la soledad hacen que no sienta ningún interés por relacionarse con la gente de su edad. Su madre, directora de una galería de arte y que ha vuelto a pasar por otro matrimonio fallido, y su hermana, que sale con un hombre mayor que ella y casado, no hacen más que acrecentar en él la sensación de que no encaja en ese mundo moderno y acelerado en el que le ha tocado vivir. Lo único que James desea es comprarse una casa en el campo y leer, por eso le encanta visitar a su abuela, que vive a las afueras de la ciudad, la única persona con la que se siente realmente cómodo.

Quien haya leído El guardián entre el centeno encontrará en este novela reminiscencias claras con el personaje Holden Caulfield. Tanto James como Holden son unos adolescentes que creen saberlo todo y con el afán de la salirse de la norma. Personajes inteligentes, sarcásticos y mordaces con la realidad que les rodea, y sobre todo, capaces de detenerse en aquellos detalles de la vida cotidiana y darles vueltas hasta convertirlos en cruciales. Pero en el fondo, adolescentes. Adolescentes que temen hacerse mayores y entrar a formar parte en el juego de los adultos que tienen como referencia.

Eso es lo que le pasa a James, el protagonista de Algún día este todo te será útil. James ha sufrido un trauma en el pasado que conseguirá desentrañar gracias a su terapeuta, y que ayudará al lector a entender un poco más el caos mental en el que se encuentra. Me ha gustado esa escritura fresca y fácil de leer, cómo se desengranan poco a poco los temas y en general el poso final que deja la historia, que no parece tener un principio ni un final claros. 

Pero el libro también tiene elementos que no me han llegado a gustar del todo, uno de ellos que el personaje de James me parece bastante increíble en el sentido literal de la palabra; es poco convincente crear un personaje de dieciocho años que tenga tal capacidad de reflexión y respuesta. No puedo evitar la comparación, y así como Holden tenía una actitud más bien arrogante, James simplemente es capaz de tener una conversación más elevada que la de cualquier adulto y no tener reacciones de una persona de su edad. Además, su familia es un cúmulo de personas estrambóticas que también me han resultado poco creíbles, y me hubiese gustado más si James y su familia fuesen más mundanos porque lo habría sentido más real.

De todos modos creo que es uno de esos libros con el que te puedes identificar a cualquier edad, tanto por el hecho de haber pasado por esa etapa adolescente de no saber qué hacer con tu futuro como por el hecho de poder relacionar esta sensación con cualquier otra etapa de la vida. Tiene sus momentos emotivos pero a la vez no es moralista y se lee de un tirón, así que es una bastante recomendable si os gustan las historias de crecimiento y desencanto juvenil.

miércoles, 26 de junio de 2019

Los asquerosos, Santiago Lorenzo

Autor: Santiago Lorenzo
Editorial: Blackie Books
Páginas: 224
ISBN: 9788417059996 
Manuel acuchilla a un policía antidisturbios que quería pegarle. Huye. Se esconde en una aldea abandonada. Sobrevive de libros Austral, vegetales de los alrededores, una pequeña compra en el Lidl que le envía su tío. Y se da cuenta de que cuanto menos tiene, menos necesita. Un thriller estático, una versión de Robinson Crusoe ambientada en la España vacía, una redefinición del concepto «austeridad». Una historia que nos hace plantearnos si los únicos sanos son los que saben que esta sociedad está enferma. Santiago Lorenzo ha escrito su novela más rabiosamente política, lírica y hermosa.
Manuel ha sido víctima de una terrible confusión y, temiendo que la policía ande en su búsqueda y captura, decide retirarse al sitio más desterrado e incomunicado que ha podido encontrar en los alrededores de Madrid. Así es como llega hasta un pueblo abandonado en el que encuentra una casa que en pocos días consigue abituar para sobrevivir con lo básico, y gracias a la ayuda de su tío, que le facilita la llegada de víveres indispensables para la supervivencia.

A medida que Manuel se ve obligado a adaptarse a este nuevo entorno, se va dando cuenta de lo tranquilo y bien que se empieza a sentir lejos de la civilización y la gran capital. Este es el meollo en el que el autor nos introduce y sobre el cual pivota el mensaje de la novela. Todo el relato está envuelto en un tono sarcástico e irónico que pretende, si bien no hacernos reflexionar sobre nuestra condición de "asquerosos", sí incidir sobre aquella parte de la población que bien se puede encajar en este grupo.

Porque a través de Manuel y sus experiencias en este pueblo nace una crítica mordaz a esta nueva clase de humanos que parecen sacados de catálogo, seres a los que les apasiona la idea de tener una casita en el campo para pasar el fin de semana pero que quieren seguir viviendo con todas las comodidades habituales. A través de la experiencia extrema de Manuel veremos cómo la sociedad actual es una sociedad abocada al inmovilismo y la comodidad, el desapego por la naturaleza y el postureo.

Mi problema con este libro es que no encontré un climax que terminase por darle un giro a la historia. Suponía que el comienzo del libro, con el encontronazo con la policía, no era más que una excusa para detonar la historia, pero aún así lo que se suponía que debía ser el momento clave que diese la vuelta a la trama, no llegó a sorprenderme, y su desenlace me dejó bastante fría. Aparte, aunque la primera mitad del libro me gustó más que la segunda, muchos capítulos se volvieron repetitivos, y encontré la historia algo vacía de argumento.

En general ha sido una novela que me ha gustado pero que me ha dejado con la sensación de que podría haber sido más en todo momento, de que se le podría haber dado una vuelta de tuerca a lo que quería contar, y que la crítica no fuese más allá del simple gusto por destapar todo lo negativo de los "asquerosos". De todos modos, es una lectura rápida, con capítulos cortos y que se devora en nada, bastante entretenida y que merece la pena leer por la particular manera de narrar de Santiago.

domingo, 16 de junio de 2019

Los saqueadores de sueños, Maggie Stiefvater

Autor: Maggie Stiefvater
Título original: The Raven Cycle. The Dream Thieves
Editorial: SM
Páginas: 496
ISBN: 9788467559217
Si pudieras robar cosas de los sueños, ¿qué elegirías?Todo el mundo tiene secretos. Los guardamos o nos los guardan, los controlamos o escapan a nuestro control. Ronan Lynch también. El gran secreto de Ronan es que puede coger cosas de los sueños y traerlas al mundo real. Lo malo es que hay alguien más que desea esas mismas cosas. Alguien cuyas intenciones son más siniestras. Y mientras tanto, las líneas ley que rodean Cabeswater se están debilitando. Glendower es un sueño cada vez más lejano, y Gansey no está dispuesto a permanecer indiferente.
La profecía del cuervo fue una lectura que me decepcionó bastante teniendo en cuenta las expectativas que tenía puestas en el libro. Cuando lo terminé pensé que dejaría pasar más tiempo para continuar con la saga (de hecho no tenía claro que lo hiciese), y sin embargo me picó la curiosidad por saber si mejoraba hace poco y al final la autora ha conseguido que esta segunda parte me haya gustado más que la anterior.

Para empezar, el personaje en el que más enfocada está esta segunda entrega es el de Ronan, uno de mis favoritos, por no decir el que más. La facultad que tiene en cuanto al control de los sueños me parece fascinante, y me ha gustado mucho cómo Maggie ha sabido jugar con ello y con el personaje de Kavinsky.

No han sido pocas las sorpresas que aparecen en esta segunda parte, y en parte creo que es gracias a que la historia ha dejado de enfocarse tanto en Blue (sinceramente, creo que es un personaje bastante insulso y a veces hasta me resulta inútil dentro de la trama) y en Gansey, para dejarle más hueco a las trama de Ronan y Adam. Adam también es otro personaje que sufre una evolución bastante importante en este libro si comparamos el inicio con el final, aspecto que no he visto por ejemplo en el personaje de Blue.

Aparte de eso, esta trama es mucho más compleja, completa e interesante que la anterior. El foco no se centra tanto en buscar la Línea Ley sino más bien en ver los cambios que sufren los protagonistas. También cabe destacar que "el malo" no es plano ni maníqueo como pasaba en La profecía del cuervo, sino que tiene profundidad, claros y oscuros, por lo que pivotamos muchas veces entre no saber si debemos confiar en él o no.

Sin querer decir mucho más, porque cualquier cosa que se mencionase de la historia sería spoiler, solo me queda decir que esta segunda parte ha mejorado con creces la impresión que tuve de la primera y que ahora sí me apetece continuar con la saga, sobre todo porque el epílogo deja la trama en un punto bastante álgido.


Saga The Raven Boys:
2. Los saqueadores de sueños
3. El tercer durmiente
4. El rey cuervo