martes, 31 de diciembre de 2019

Si hubiera espinas, V. C. Andrews

Autor: V. C. Andrews
Título original: If There Be Thorns
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 416
ISBN: 9788497596749
Chris y Cathy siempre han intentado proteger a sus hijos del doloroso secreto familiar. Se han entregado en cuerpo y alma para que Jory, Bart y la pequeña Cindy tuvieran la infancia feliz que a ellos una vez les fue arrebatada. Sin embargo, y a pesar de todos los esfuerzos, jamás conseguirán escapar de sus propios fantasmas. La armonía familiar que habían construido se desvanece con la llegada de una nueva vecina, una misteriosa anciana vestida de negro que siempre les está vigilando. No tarda en seducir a Bart, un niño con un gran poder imaginativo, invitándolo a comer helados y galletas. Poco a poco la actitud del pequeño va cambiando como si alguien, o algo, lo empujara a la locura y a la violencia. Pero esto es solo el principio. Chris y Cathy están a punto de perder todo aquello que aman... quizás para siempre.
Tercera parte de la Saga Dollanganger, Si hubiera espinas nos sitúa unos diez años después del fina de Pétalos al viento. Cuando todo parece haber vuelto a la normalidad y los hermanos Dollanganger han conseguido rehacer sus vidas, una nueva sombra acecha a la familia. Al lado de su nueva casa se asienta una misteriosa mujer que logra hacerse con el afecto del hijo pequeño de los hermanos, Bart. Influenciado por las mentiras y el poder engañoso del mayordomo de la señora, Bart desarrollará una extraña personalidad que pondrá en peligro la estabilidad de la familia y destapará los secretos más oscuros de sus padres.

Esta continuación de la saga ha sido la que menos me ha gustado hasta el momento. Para empezar, recoge un periodo muy corto de tiempo. En Pétalos al viento la trama transcurría en unos diez años, mientras que esta vez la historia pasa en unos cuantos meses, desde el inicio del verano hasta el final de las Navidades. Esto es un problema porque la acción tampoco es tanta como para dilatarla en tan poco tiempo.

Y es que en estas cuatrocientas páginas hay muchas cosas que se repiten. Demasiados capítulos dedicados a ver cómo Bart se va dejando pervertir por el mayordomo, con pasajes que resultan repetitivos. Lo mismo ocurre con muchos de los diálogos, sobre todo con los que tienen que ver con esta nueva vecina y los hermanos Dollanganger. No quiero contar demasiado para no hacer spoiler, pero la verdad es que esta trama es bastante floja, se regodea en los mismos que en los libros anteriores y no avanza tanto como me hubiese gustado en esta historia, que sigo pensando que tiene mucho potencial.

Lo bueno es que, como dije en los libros anteriores, son lecturas que enganchan. Parecen telenovelas por sus tramas familiares enrevesadas, y la escritura, ágil, hace que las páginas vuelen sin que tes cuenta. Seguiré con la saga porque me apetece terminarla, y espero que este solo sea un pequeño bache que no se alargue en las próximas entregas.
Saga Dollanganger:
3. Si hubiera espinas
4. Semillas del ayer
5. Jardín sombrío

martes, 26 de noviembre de 2019

Formas de estar lejos, Edurne Portela

Autor: Edurne Portela
Editorial: Galaxia Gutenberg
Páginas: 240
ISBN: 978-8417747107
Alicia y Matty se conocen en un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos, se enamoran, comienzan una vida juntos, tienen eso que algunos llaman éxito: una casa, una carrera, un buen trabajo, un buen coche. Ella ha dejado atrás a su familia, sus amigos, su vida en Euskadi y se ha lanzado a una intensa carrera universitaria; él ha alcanzado esa forma de felicidad estable que crean las rutinas. Pero poco a poco se irán desvelando las mentiras y perversiones que se esconden detrás de la vida perfecta, también las múltiples maneras en las que el amor se confunde con sus imposturas. Los personajes de esta novela se mueven en un mundo de soledades compartidas en el que la violencia y el abuso se disimulan en silencio y se producen en espacios supuestamente seguros como la propia casa o la universidad. Alicia intenta adaptarse, encontrar su hueco en este mundo y llevar una vida feliz con Matty, pero el precio que paga es demasiado alto. En la distancia entre la realidad y el deseo de Alicia van creciendo nuevas violencias, que quizá no siempre estallan en puñetazos pero que van colonizando su vida, desgastándola paulatinamente. Llega el día, sin embargo, en que Alicia no se reconoce en esa realidad y se atreve a cambiarla, asumiendo las consecuencias.
Alicia es una chica vasca que se muda a Estados Unidos para continuar con sus estudios de doctorado en la universidad. A las pocas semanas comienza a salir con un chico norteamericano, Matty, y poco tiempo después, deciden irse a vivir juntos. La relación avanza muy rápido, se casan en una boda con una ceremonia muy íntima y establecen una rutina. Sin embargo, Alicia se va dando cuenta de que esta relación no funciona, y que Matty presenta una actitud muy extraña. Esta es una historia de maltrato, de violencia psicológica, silenciosa, violencia que existe y que es más común de lo que creemos.

Portela hace algo increíble en esta novela, y es que varía el punto de vista de Alicia a Matty y construye personajes que no son perfectos, con los que es difícil empatizar, tanto de un lado como de otro. Alicia es un personaje difícil, a veces algo caprichosa y distante, por lo que al principio es fácil entender los comportamientos de Matty. Este aspecto le da una dimensión mucho más interesante a la historia, porque nos posiciona de tal manera que hasta podemos aceptar los prontos de Matty.

Como su título indica, son varias la maneras en las que Alicia se siente alejada del mundo. Por un lado, es evidente que su relación con Matty es más que distante. La separación geográfica con Euskadi también hace que la relación con sus padres y sus amigos sea menos cercana de lo que le gustaría. Y por otro lado, existe también el alejamiento personal, el de no sentirse uno mismo ni reconocerse en la persona que Alicia se ha convertido.

Creo que es importante leer esta novela para darnos cuenta de que el maltrato no se presenta de formas tan evidentes como solemos ver. No se da en un corto período de tiempo, sino que va creciendo con los años y machacando poco a poco. La escritura de Portela consigue que te adentres sin problema alguno a los escenarios que plantea y la realidad que describe. Maravillosamente narrada, la novela consigue lo que muchas buscan y no consiguen hacer: familiarizarnos con algo tan evidente que debería habernos hecho saltar la alarma mucho antes de que llegase a un punto de no retorno. Lectura esencial.

viernes, 15 de noviembre de 2019

Ahora me toca a mí, Selma Lønning Aarø

Autor: Selma Lønning Aarø
Título original: Jeg Kommer Snart
Editorial: Lince Ediciones
Páginas: 240
ISBN: 9788415070818
Julie sabe que un orgasmo es lo que pasa cuando su marido grita como un primate y deja caer su peso sobre ella. Julie también sabe arquear el cuerpo y emitir jadeos y grititos en el momento adecuado. Por desgracia, nunca ha tenido uno. Harta de esta situación, decide hacerse con Mr Rabbit, un vibrador que promete orgasmos en 30 días, y dedicarse al onanismo a tiempo completo. Pero la realidad no es tan fácil como la pintan en los sex shops. A Julie no paran de asaltarle pensamientos y recuerdos que le impiden concentrarse; el sonido de la máquina cortacésped de su padre, su despertar sexual, el exhibicionista con el que solía cruzarse de niña, las galletas de jengibre de su abuela y otro sinfín de recuerdos parecen dispuestos a arruinarle la tarea.

Julie es una mujer joven, casada y con hijos a la que todo le va aparentemente bien la vida. Sin embargo, nunca ha tenido un orgasmo. De tanto que lo ha fingido, ya no sabe si la culpa es suya o de los amantes que ha tenido. Ahora que se dedica a la escritura y que ha contratado a una au pair para que le ayude con las tareas del hogar, tendrá tiempo para probar la funcionalidad del aparatito que se ha comprado en un sex shop y que viene hasta con garantía de orgasmo asegurada por 30 días. Dispuesta a llegar al culmen del placer, Julie nos relatará día a día sus avances en la búsqueda del orgasmo.

He tenido serias contradicciones con esta lectura a medida que avanzaba en ella. Para empezar, reconozco que es una premisa muy divertida e interesante, y que llama muchísimo la atención. El tema del orgasmo femenino está a la orden del día. Sin embargo, cada vez que conocía más detalles de la vida de Julie y de su pasado, menos me gustaba y me interesaba lo que le pasase a esta chica.

La protagonista nos va enlazando los momentos cotidianos de su vida con recuerdos del pasado, haciendo un repaso por las diferentes experiencias sexuales que ha tenido, desde que perdió su virginidad hasta llegar a la estabilidad matrimonial, pasando por os distintos amantes y novios con los que ha mantenido relaciones. Esta manera de narrar aligera mucho la trama, ya de por sí rápida, pero llegado a cierto punto se vuelve repetitiva. 

El problema más gordo de este libro es que Julie es un personaje sin ningún rasgo positivo. Se muestra egoísta y caprichosa, y en los recuerdos que relata aparece como una persona algo neurótica y rallando lo psicópata. Quizás parezcan adjetivos muy fuertes, pero esta mujer de verdad que actúa de manera muy aleatoria. Además, tiene unos comentarios superdespectivos y racistas contra su au pair, aparte de machistas, lo cual choca bastante con la idea del libro.

En fin, no es que sea un mal libro, a su favor está el hecho de que se lee superrápido y engancha bastante. Pero la protagonista genera sentimientos muy encontrados y no sé hasta qué punto alguien se puede sentir identificado con ella o, al menos, le parezcan de importancia los problemas que describe.