miércoles, 11 de abril de 2012

Sueño de una noche de verano, William Shakespeare








-Autor: William Shakespeare

-Título original: A Midsummer Night's Dream

-Editorial: Alianza Editorial

-Páginas: 128

-ISBN978-84-206-6252-7


Sinopsis:

En los inicios de su carrera como dramaturgo, William Shakespeare (1564-1616) compuso su obra más alegre y desenfadada, Sueño de una noche de verano (1594). Mitología, costumbrismo cómico, bromas, equívocos, humor y poesía conviven dentro de ella en una zarabanda mágica ambientada en la noche pagana de San Juan, en la que todo es posible, si bien al final, frente al caos, se imponen el orden y la armonía. Esta alocada fantasía de amor está, como no puede ser de otra manera, teñida de elementos inconscientes y oníricos, y de entre la galería de personajes que la pueblan, Oberón y el duendecillo Puck han alcanzado fortuna en la memoria de los hombres.

Teseo e Hipólita se van a casar; no tendrán la misma suerte Lisando y Hermia, cuyo enlace no es bien visto por el padre de esta, que la quiere juntar con Demetrio, enamorado de Hermia pero no correspondido, el cual es idolatrado por la incomprendida Helena

Por su parte, Oberón confabula junto a Puck para hacer que Titania y su séquito de hadas sucumba a su compañía, con tan mala suerte que entre sus hechizos se cruza el grupo de aficionados al teatro más patoso. Por eso, cuando Lisandro y Demetrio, bajo los efectos de los poderes de los duendes, se enamoren perdidamente de Elena, y Titania de un humano con cabeza de asno, el enrevesado asunto parecerá no tener un desenlace nada propicio.

      Opinión Personal      



Llamadme hereje de la literatura, lacra social o como queráis, pero a mí Shakespeare nunca me ha llamado mucho. Debe de ser por eso que se cuenta de que era un plagiador, o que sus obras son demasiado pastelosas. Sea como fuere, Sueño de una noche de verano pintaba bien, sobre todo por tratar con sarna y buen gusto los temas en los que tanto se encasilla al autor.


Aún así, debo confesar que esta obra de unas escasas ciento veinte páginas no me ha decepcionado tanto como creía. Eso sí, a todos los que han dicho que es una obra maestra se merecen un buen cachete. Para empezar, la trama sobre la que se asienta la obra no es muy estable. Más bien el enredo en el que se ven sumergidos los personajes es la propia trama en sí. Tiene algo de insulsa y poca chica, pues eso de 'ahora te enamoras de esta, ahora te enamoras de esta otra' como hilo argumental no es muy memorable que digamos. 

Lo bueno de la obra es que todo está cargado de una sátira y un humor básicos pero que a la misma vez realizan a la perfección su cometido. No sé si Shakespeare se merece todo el reconocimiento que tiene por su escritura, pero a mí me ha gustado cómo cuenta, aún habiendo preferido que no se fuese tanto por las ramas y limitase las florituras.

Para mí no es una obra imprescindible, pero me ha hecho pasar un buen rato, que es lo que cuenta. Mi consejo es que no os creéis muchas expectativas si lo vais a leer, aunque no está de más para ver la otra cara del archiconocido dramaturgo.


Veredicto:

Entretenida y ligera. Una historia de enredo, sin más.

Nota:


2 idea(s) :

Crónicas de los Reinos dijo...

Parece un libro normalito por lo que dices.
Algún día me gustaría leerlo, pero no tengo ninguna prisa.
Gracias por la opinión!
Besitos :)

Pinkiland dijo...

Pues a mi este es uno de los que más me gustan de Shakespeare, jajaja.

Besosss