miércoles, 6 de marzo de 2013

Desayuno en Tiffany's, Truman Capote

-Autor: Truman Capote

-Título originalBreakfast at Tiffany's

-Editorial: Anagrama

-Páginas: 158

-ISBN978-84-339-2017-1
Holly Golightly, la protagonista de Desayuno en Tiffany's, es quizá el más seductor personaje creado por este maestro de seducción que fue Truman Capote. Atractiva sin ser guapa, tras rechazar una carrera de actriz en Hollywood, Holly se convierte en una estrella del Nueva York más sofisticado; bebiendo cócteles y rompiendo corazones, parece ganarse la vida pidiendo suelto para sus expediciones al tocador en los restaurantes y clubs de moda, y vive rodeada de tipos disparatados, desde un mafioso que cumple condena en Sing Sing y al que visita semanalmente, hasta un millonario caprichoso de afinidades nazis, pasando por un viejo barman secretamente enamorado de ella. Mezcla de picardía e inocencia, de astucia y autenticidad, Holly vive en la provisionalidad permanente, sin pasado, no queriendo pertenecera nada ni a nadie, sintiéndose desterrada en todas partes pese al glamour que la rodea, y soñando siempre en ese paraíso que para ella es Tiffany's, la famosa joyería neoyorquina. Desayuno en Tiffany's es una extraordinaria novela corta que, por sí sola, bastaría para consagrar a un autor.
Desayuno en Tiffany's recoge cuatro relatos, el primero de ellos y más popular, de título homónimo al libro, se desarrolla en la ciudad de Nueva York, en la que un escritor conoce a una joven aspirante a actriz, Holly Golightly, que vive en su mismo edifico y frecuenta compañías un tanto sospechosas. El resto del libro está formado por relatos más cortos, Una casa de flores, Una guitarra de diamantes y Un recuerdo navideño.

      Opinión Personal      

Aquellos que tengáis pensado leer el libro no caigáis en el enorme fallo de pensar que los tres últimos relatos continúan la historia de Holly, como hice yo. Estaba convencida de que la novela estaba dividida en cuatro capítulos, y cuando empecé Una casa de flores estuve bastante perdida hasta que me di cuenta del error. Al principio la idea de terminar con la historia del escritor frustrado me enfureció porque dejaba un final muy abierto, pero ¡qué sorpresa para mí encontrarme con tres relatos casi o más encantadores que el primero!

Había visto la película y le tenía muchas ganas al libro, y sí, ya había leído que no tenían mucho que ver, pero igualmente se trataba de un libro de Truman Capote, autor que nunca había probado y al que me veía obligada a leer (es de esos escritores que hay que leer una vez en la vida). Desayuno en Tiffany's presenta a uno de los personajes más misteriosos que he tenido la oportunidad de leer. No se trata del protagonista, sino de Holly Golightly. Desde las primeras páginas me mantuvo intrigada sobre la vida de esta especie de Lolita que parecía guardar más secretos que números tiene una guía telefónica. Truman Capote escribe un cuento costumbrista en el que trata temas bastante escamosos para la época en la que fue escrito (1958), como por ejemplo la homosexualidad o la pederastia, y lo hace de una manera muy natural. Desconozco las circunstancias bajo las que se publicó el libro, pero seguro que tuvo más de un encontronazo con este aspecto. Como he dicho anteriormente, la intriga está presente durante todo el cuento, y cuando parece que sabemos todo sobre Holly, aparece un dato más que le da un giro a la historia. La extravagancia de la chica y su pasado fue lo único que me mantuvo enganchada a este cuento, demasiado dilatado, a mi parecer. 

El segundo de los cuentos, Una casa de flores, lo empecé sin demasiadas expectativas. La trama no me llamaba la atención: una joven prostituta que se enamora de un chico y con el que se va a vivir a una casita en el bosque. A la historia le costó avanzar, pero mereció la pena. En el momento en que la protagonista llega a la casa de flores, se transforma en un relato de terror, o así lo vi yo. Fue un cambio sorprendente a la vez que agradable. Le dio la vuela a la historia de una manera inesperada, y cuando menos me lo esperaba me encontré leyendo una auténtica pesadilla. El cuento se sitúa en una época y un lugar poco definidos, y eso, unido al hecho de que tenía ciertos toques de realismo mágico, hicieron que el cuento me gustase más de lo que pensaba.


Una guitarra de diamantes es el más flojo de los tres. Trata sobre un preso que queda encandilado por un joven chico que entra a la cárcel y entre cuyos objetos personales se encuentra una guitarra cubierta por cristales de diamantes. Para mí, el cuento no tiene demasiada chicha. Se resalta la gran amistad que se crea entre los dos y poco más.

Por último, creo que coincido con casi todos al considerar Un cuento navideño como el relato más tierno y bonito de todo el libro. Está narrado por un niño que cuenta cómo cada Navidad ayuda a una anciana a hacer pasteles para luego venderlos. Está perfectamente estructurado de principio a fin, y es realmente emotivo. El mejor broche final para cerrar el conjunto de relatos.

Pensaba que al tratarse de Truman Capote me iba a costar leerlo, pero no ha sido así para nada. El autor tiene una manera de relatar sencilla pero a la misma vez muy visual. Con pocas palabras es capaz de describir a la perfección el ambiente y las situaciones. Ignoro si en las novelas se expresa de otra forma; en lo que a relato se refiere, me ha encantado la manera que tiene de llevar adelante las historias. El libro se lleva un notable bajo porque Desayuno en Tiffany's, que era el cuento al que más ganas le tenía, me dejó algo fría, no llegó a gustarme del todo el final tan abierto que le dio, y aunque dos de los relatos sí que me gustaron bastante, los otros me decepcionaron. Sintiéndolo mucho, porque tenía muchas esperanzas puestas en el libro, voy a tener que darle una nota un poco baja. Aún así, son tres pastelitos y medio, y eso significa que es recomendable, y por supuesto, que voy a volver a probar al señor Capote.

Veredicto:

Pese a no ser todos perfectos, los cuatro relatos que contiene el libro están escritos de manera brillante.

Nota:

3 idea(s) :

Nina dijo...

Casi deacuerdo xD Yo es que he leido tres libros de Capote, y sin duda, su obra periodistica es magnifica. La narrativa tambien me encanta. Como dije en mi reseña me lleve el chasco de mi vida al saber que una casa de flores no contaba la historia de Holly ;(

Cristina Velvet dijo...

Pues yo tengo muchas ganas de hacerme con él jajaja
Bueno, supongo que lo leeré, ya veré con qué me encuentro :P

Un abrazo!

Fernanda dijo...

A mí me gustaron muchísimo. Incluso al nivel de la película que me encanta.