martes, 21 de mayo de 2013

[Librología aplicada] Cuando el lector crece

Esta tema no debería estar incluido en esta sección. O sí. No sé. Cualquiera que sea su lugar es algo que quería tratar desde hace unos meses, y antes que ponerla como off-topic prefiero etiquetarla aquí.

                                                                                        Cuando el lector crece                                                                                 

Todo lector, llegado un cierto momento de su vida, siente que lo que lee ya no le llena. Es obvio que, a medida que vamos creciendo, también vamos cambiando nuestros hábitos de lectura. Yo empecé a leer con Kika Superbruja; me devoraba los libros en una tarde (para una niña de siete-ocho años era bastante). Las siguientes lecturas que recuerdo son los libros de las Witch y los cuentos del ahora famoso tocho de los 101 cuentos (mi edición era tan elaborada como la que venden ahora, pero con los dibujos en blanco y negro). Mi gran ''intrusión'' en la lectura fue con Harry Potter, supongo que como muchos de vosotros.

Con la saga de Rowling empecé a interesarme más por la lectura, a necesitar tener una novela en la mesilla de noche para leer antes de dormir. Recuerdo que me leía los libros que a mi hermana le mandaban en el instituto y algunos que le robaba a mi padre de sus estanterías o que él me traía de la biblioteca (le pedí tantas veces que me trajese Matilda que lo debí  de releer unas cuatro o cinco veces -valga la redundancia-). Leí El perfume con trece años más o menos y la verdad es que no recuerdo casi nada de la novela, y así me pasó con muchos. Es a partir de Memorias de Idhún y Crepúsculo que puedo delimitar mis hábitos lectores. Mala o buena, con esa saga empecé a entrar en foros y blogs y, por fin, a decidir comprar los libros por mi cuenta. Tendría yo unos catorce años. Empecé con lecturas juveniles, alternando con algunas de género más adulto, pero principalmente LIJ. Poco después abrí el blog. Todo lo que veis reseñado es lo que he ido leyendo desde 2009, prácticamente. 

Estos últimos meses he leído LIJ, pero me estoy lanzando también por clásicos y novelas más adultas. Ya dije en otra entrada que hacía tiempo que había dejado de correr para hacerme con las novedades. Ahora sopeso mejor mis compras, y estoy en un momento en el que, si leo LIJ, prefiero tener buenas referencias de antemano. Me gusta la literatura juvenil, pero la buena. ¿No os da la sensación de que la literatura juvenil tiende a ser repetitiva? Hay ciertos booms literarios, como lo fueron en su día Harry Potter, Crepúsculo y ahora Los Juegos del Hambre. Aparte de eso, ¿no sentís que hay que escarbar mucho para dar con una novela juvenil que de verdad os sorprenda? Si volviese atrás en el tiempo, sabiendo lo que sé ahora, me habría ahorrado muchas lecturas, pero las considero necesarias porque si no las hubiera leído antes, ahora no tendría la visión que tengo. No he parado de leer desde que era pequeña y esas lecturas han sido mi base lectora.

Pero he llegado a un punto en el que ya no me fío de lo juvenil. Dejando a un lado que los libros están carísimos (¿cómo vamos a hacer que los niños se interesen por la lectura si cuestan casi diecisiete euros?), debo escoger bien las lecturas porque tampoco es que tenga mucho tiempo para leer y prefiero derivarlo en algo que de verdad me vaya a llenar. El problema, yo creo, es que los escritores de literatura juvenil a veces tratan a sus lectores como idiotas. Sí. Se creen que por escribir para un público más joven este no tiene derecho a exigir un cierto grado de complejidad y que con cualquier cosa nos tienen contentos. Giros en la trama sin sentido, explicaciones sacadas de la manga, protagonistas infantiles... Por no hablar de que, hasta hace poco, ciertos temas eran tabú (sexualidad, bullying, homosexualidad) y que era raro encontrar libros con esa temática, y si los había seguro que no estaban en la sección de literatura juvenil. Vale, en los libros adultos también hay incongruencias, pero en la LIJ lo noto más habitual, es como que ''Ah, todo vale''.

Considero que hay libros juveniles estupendos (había perdido cierta esperanza hasta que empecé con la saga Vampire Academy), con los que los adultos también pueden disfrutar, porque al fin y al cabo si una novela es buena da igual hacia qué público se diga que va dirigida, pero libros que antes no leería porque los consideraba complicados para mi edad son ahora los que más me llaman. Y supongo que es normal, no existe un cambio drástico entre leer a Rowling y empezar con Kennedy Toole. Hay gente que nunca ha leído literatura juvenil y de entrada la rechaza. Bueno, ellos se lo pierden. Pero sí es cierto que, llegados a un cierto punto, necesitamos algo más.

No creo que deje de leer literatura juvenil, aunque sí que voy a establecer un filtro. Las temáticas de la LIJ son las que más me enganchan y me entretienen, pero encontrar los libros adecuados me resulta arduo difícil en la actualidad. Que quede claro que no considero lo adulto superior a lo juvenil; yo crecí leyendo juvenil y lo veo como una etapa tan buena como cualquier otra que vaya a experimentar como lectora. Las mejores novelas que he leído hasta la fecha son, en su gran mayoría, de literatura juvenil, pero ha llegado el momento de que me abra a un abanico más adulto, porque mi hábito lector ha crecido, como yo.

¿Habéis pasado vosotros por alguna etapa similar?

5 idea(s) :

Claudiettha J.V. dijo...

El primer libro que empezé aleerme y que fuese de un tamaño considerable, fue FairyOak, pero el año pasado sacaron la última entrega de la saga y la verdad es que la compré, pero tengo la lectura a medias. Creo que eso es por el crecimiento que tu dices. La verdad es que a lahora de elegir una lectura, no quiero que me lo pongan en bandeja, ni tampoco que al llegar a la tercera pagina seas como termines la historia.
BEsos grandes :)

Ludymila dijo...

Hola cielo el primer libro que lei fue de Barbara Cartland y mira que tenia 11 años despues de esto devoré tosos los libros de ella que encontraba, no he leido ninguno infantil hasta el momento y se que ya no los voy a leer pues me encanta los historicos y romantica adulta. besos

Elena (Bailando entre libros) dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo. Ha sido como leer exáctamente lo que llevo pensando durante estos últimos meses. La verdad es que creo que lo que nos pasa es una buena señal. Supongo que significa que vamos madurando y, como dices, lo de antes no nos llena. La LIJ es lo más repetitivo que te puedas encontrar (mismos temas, mismos personajes y mismos precios!)y, la verdad, excepto alguna que otra joyita que tengo que buscar con lupa, la mayoría es bastante... mala, para qué engañarnos,, y me alegro de haber llegado a un punto en el que he podido darme cuenta de eso (aunque para ello haya dejado mucho dinero y mucho tiempo en tanto libro calcadito al anterior)

Nina dijo...

Leo desde niña, y empece con libros muy adultos (el lazarillo de tormes) y a mis 19 años conoci muchos libros jovenes.

Harry potter vi todas las pelis y adora adulta es que estoy leyendo los libros >_>

Es verdad como evoluciona uno como lector!

Tania R. (Incitándote a leer) dijo...

Creo que desde que era pequeña leía una gran variedad de géneros, pero yo también disfruto más con la literatura juvenil; sin embargo lo mejor de lo mejor a veces está en los clásicos y no necesariamente van dirigidos al público juvenil. :) Aunque bien un lector no se va a limitar si le dicen que no puede leer tal libro porque es demasiado joven. Cuando quieres leer, lees, sin importar para que edad esté dirigido.