martes, 17 de marzo de 2015

¡Ánimo, Wilt!, Tom Sharpe


Autor: Tom Sharpe
Título originalWilt on High
Editorial: Anagrama
Páginas: 276
ISBN978-84-339-2328-8
La endiablada capacidad de crear conflictos de Wilt, llega en esta novela a sus más altas cotas de peligrosidad. En los lavabos del Politécnico donde es profesor aparece muerta por sobredosis la hija de un distinguido lord británico. Una inmejorable oportunidad para que el amargado inspector Flint reavive sus ansias de venganza, tras su fracaso en el caso de la muñeca hinchable. Entretanto, Wilt atraviesa una difícil situación financiera: sus repulsivas cuatrillizas acuden a una costosa escuela especial para niños superdotados, por lo cual se ve obligado a hacer horas extras. Entre sus nuevos alumnos figuran un delincuente preso en una cárcel cercana y que aparentemente es uno de los jefes de la red de traficantes, así como los oficiales norteamericanos de una base de misiles. Por otra parte, su esposa intenta renovar las menguadas energías eróticas de su esposo y le suministra subrepticiamente un horrible afrodisíaco. La acción se desencadena: el asesino McCullum aparece muerto en su celda, la base aérea es puesta en estado de alerta máxima por infiltración de un espía soviético y el ardor sexual de Wilt se descontrola totalmente. Qué duda cabe de que nuestro héroe está en peligro... pero la rolliza Eva está decidida a salvar a su cónyuge a toda costa.
Parecía imposible que Wilt pudiese meterse en otro lío más. Esta vez la muerte de una joven estudiante en el Politécnico pone en el punto de mira a nuestro protagonista, que será sospechoso de traficar con droga. Como si no fuera suficiente, Wilt tendrá que vérselas con la receta de la doctora Kores que Eva le ha suministrado y que hace que sus partes más nobles se vuelvan un tanto intratables. Todo esto sin contar con la amenaza del presidiario al que da clases en la cárcel y la supuesta infiltración de Wilt en la base aérea estadounidense.

      Opinión Personal      

Tras haber leído Las tribulaciones de Wilt, que me gustó casi más que la primera entrega de la colección, Wilt, ¡Ánimo, Wilt! ha sido una pequeña decepción. De nuevo nos encontramos con el personaje carismático de Wilt, que sin embargo se ha quedado algo relegado en esta tercera entrega de la colección que Tom Sharpe tan bien había comenzado.

He encontrado esta novela mucho más liosa que las dos anteriores, ya de por mí bastante caóticas, pero al fin y al cabo libros con unas historias que acababan por resolverse por muy laberínticas que fuesen. En el caso de ¡Ánimo, Wilt! la resolución me resultó insatisfactoria; apenas quedaban unas páginas y el conflicto todavía no se había resuelto. Al final acabó por enredarse de tal manera que el autor lo terminó de una manera bastante floja a mi parecer.

Que la novela se desarrollase a tres bandas tampoco fue santo de mi devoción, porque en el momento en que una trama me estaba interesando, saltaba a otra, y luego a otra, de manera que no llegué en ningún momento en encajar con ninguna de ellas. Desde mi punto de vista, el mayor fallo de esta novela es que se ha desligado más de lo habitual de la figura de Wilt para dejar paso a nuevos personajes, y para mí la esencia de la colección de los libros de Wilt es... Wilt. Él y su esposa Wilt son suficientes para desarrollar una historia por sí solos, y entiendo que haga falta la presencia de personajes secundarios, que son los que le dan viva al libro, pero para mí fueron excesivos por la cantidad de personajes que había.

Aún así, la novela tiene sus puntos fuertes. Como siempre, Tom Sharpe sabe sacar lo mejor de las situaciones más rocambolescas que se le puedan ocurrir, y en este caso la "medicación" que se toma Wilt sin saberlo ha sido la parte que más me ha gustado (no sé cómo lo hace el autor, pero consigue hablar de ciertos temas de una manera totalmente natural y para nada soez); también el protagonismo que adquieren las cuatrillizas me ha parecido de lo más acertado, y apuntan bastante alto estas niñas en los próximos libros.

No es el libro que más de ha gustado de la colección Wilt hasta el momento, pero confío en que los que vienen recobren esa chispa que caracteriza a la saga y que me hizo pasar tan buenos momentos mientras los leía. Os animo de verdad a que leáis por lo menos el primer libro, porque Sharpe es un escritor excepcional y sus libros tienen del mejor humor que podáis encontrar en las librerías.

Veredicto:

Una tercera entrega algo floja comparada con las anteriores.

Nota:
Serie 'Wilt':
1. Wilt
3. ¡Ánimo, Wilt!
4. Wilt no se aclara
5. La herencia de Wilt

1 idea(s) :

Carmenzity Zeta Zeta dijo...

Ainssss. Yo leí hace años "Wilt" y me dejó ese buen regustillo que no me atrevo con el resto de la saga.
Algún día volveré a darle otra oportunidad.
Saludos!