domingo, 22 de marzo de 2015

El blog se ha puesto bonito: nuevo diseño.

En un ataque de inspiración máxima, hace unos días dejé mis quehaceres porque no podía quitarme de la cabeza las ganas de remodelar el blog. Hacía ya un tiempo (y cuando digo tiempo me estoy refiriendo a un par de años) que sentía la necesidad de cambiar el diseño del blog por varias razones. Una de ellas era por motivos totalmente caprichosos, y es que cambiar de aires es algo que deberíamos hacer más a menudo, y a mí se me antojaba importante cambiarle los vestidos al blog porque ya lo veía repetitivo.

El segundo motivo, y el más importante, es que ya no me sentía a gusto. El diseño que tenía antes me gustaba mucho, pero de algún modo ya no me representaba. Además, mis gustos han ido cambiando con el tiempo y necesitaba un blog más sencillo y acorde con mis preferencias. Hay muchos blogs con diseños tirando a minimalistas que a mí me llamaban muchísimo la atención, y siempre tuve la idea rondándome la cabeza de hacer con el mío algo parecido.

Así que, aprovechando el ramalazo de inspiración que se me presentaba, dediqué los siguientes días a preparar el nuevo diseño del blog. Esto era algo que también me daba pereza porque la plantilla y yo nos hemos peleado mucho siempre que he querido añadirle cosas al blog. Pero, al igual que andar en bicicleta, todo aquello que había aprendido de código HTML se había quedado guardado en un recóndito lugar de mi cabeza y salió en el momento en el que me puse manos a la obra.

La esencia del blog sigue siendo la misma: me sigo decantando por los colores rosados tirando a granates, pero los he combinado con grises y blancos, que le dan un aspecto más acorde a mis gustos actualmente.


  • La cabecera ha pasado de tener césped, libros y flores a componerse únicamente por lo que el mismo blog predica: la palabra. Así, ni me he roto la cabeza pensando en algo original (y de lo que seguramente después me iba a cansar) y he optado por lo sencillo, pero práctico. Del mismo modo he decidido que todo el fondo iba a ser blanco, y he eliminado la barra lateral izquierda de gadgets, todo ello para darle más amplitud al blog, que a veces daba la sensación de ser claustrofóbico encerrado como estaba entre tanto muro. He eliminado muchos gadgets y ahora el blog está más limpio. También he agrupado el menú en cuatro sencillas pestañas para que todo quede recogidito. 
  • También han cambiado las reseñas: el diseño de estas entradas es mucho más simple, he cambiado el diseño de la puntuación y he decidido obviar mi propia sinopsis de los libros, que iré mezclando en conjunto con la reseña en sí. Las cajitas en las que antes metía la información van a dejar de ser de colorines con la intención de eliminar el arcoiris visual en el que estaba sumido el blog.
  • Decimos adiós también a las horteras imágenes que encabezaban algunas secciones y saludamos a títulos en la línea de la cabecera. Aunque imperceptiblemente, la tipografía de los títulos de las entradas ha cambiado, así como los separados de las mismas (pese a que dudé mucho en si quitar o no el pajarito divisorio que tenía antes).

He cambiado muchas otras cosas, pero son detalles sin importancia. Todavía me queda por delante rematar algunos retoques (el gadget de seguidores me ha dado problemas desde siempre, y el menú no se centra porque no quiere), pero prácticamente está terminado. Este es el nuevo diseño de El Imaginario de Ideas.

¡Ah! También mi foto de perfil ha cambiado. No soy yo, pero os podéis hacer los suecos y creerlo. Por si os despistáis y ya no me veis sosteniendo un libro, ahora parece que soy una santa con una pseudo-aureola rosita.





Estoy muy contenta con el resultado y ahora incluso el estancamiento de seguidores y los escasos comentarios no me desaniman. El blog se ha renovado y tengo ganas de continuar con él.

Así que aquí nos vemos.

2 idea(s) :

Jesús dijo...

¡Enhorabuena por lo cambios! Siempre me atraen los blogs con diseños sencillos, así que tu nueva propuesta me parece un acierto. ¡A ver cuándo me animo a remodelar el mío! Un saludo.

Nala Gasull dijo...

Me encanta el nuevo diseño, ¡es precioso! Me he dado cuenta que much@s blogger@s le van dando un labado de cara al blog a medida que se hacen mayores, y que este suele tirar hacia el minimalismo cada vez más conforme pasan los años. Es una tendendia que me entusiasma, porque los diseños minimalistas me chiflan. ¡Felicidades por los cambios,el blog está precioso!