domingo, 21 de agosto de 2011

Willow, Julia Hoban



-Autor: Julia Hoban

-Título original: Willow

-Editorial: Ambar

-Páginas: 336

-ISBN 9788492687053


Sinopsis:

Los padres de Willow murieron en un trágico accidente de coche, dejándola no solo con el dolor que supone enfrentarse a una pérdida sino también con el peso de la culpabilidad, ya que era ella quien conducía. Ocho meses después, su hermano mayor casi no le habla, cree que sus compañeros de clase le culpan por lo ocurrido y Willow se evade del sufrimiento con el que carga marcando todo su cuerpo con las heridas del pasado. Pero cuando un chico llamado Guy descubra su secreto, nacerá una intensa relación que conseguirá sacarla de ese mundo extraño que ella misma se ha formado.Es difícil guardar un secreto cuando lo llevas escrito por todo el cuerpo.


Hace ocho meses que Willow, de diecisiete años, perdió a sus padres en un accidente de coche. Ahora vive con su hermano David, su mujer y su hija de seis meses en un pequeño apartamento. Willow ha cambiado de instituto, y por tanto, de amigos... si a lo que tiene ahora se le puede llamar amigos. Más bien son compañeros de clase que parecen mirar a Willow y culparla por la muerte de sus padres, pues ella era quien conducía el día del accidente.

Sin amigos, viviendo con su hermano que no es capaz de hablarle sin mostrarle su desprecio y con la culpabilidad de haber matado a sus padres, la única vía de escape que Willow encuentra para no caer en la depresión es infringiéndose cortes en el cuerpo, hasta tal punto de que vaya a donde vaya, tiene que tener a mano un cuchilla por si se presenta el caso.


Pero un día conoce a un chico, Guy, el cual descubre su secreto. Es a partir de entonces que los dos empiezan a conocerse el uno al otro de una manera más íntima que con cualquier otra persona. Guy la ayudará a superar su problema y empezar a vivir de nuevo una vida de adolescente que había perdido por completo.

Tenía muchas, muchas, muchas ganas de leer este libro, porque las críticas por Internet eran la mayoría excelentes. Además se trataba de un libro juvenil que por una vez no se encontraba en  la categoría de ficción, aventuras... Me llamaba la atención la trama, pues la única novela que he leído con un tema similar fue Abzurdah, pero trataba el problema de la anorexia. Así que me lancé a devorarlo en cuanto pude. Aunque me ha parecido un libro bastante bueno, algunas cosas no me terminaron de convencer.

Lo que más me ha rechinado en la novela es la manera en la que evoluciona la relación entre Willow y Guy, sobre todo al principio. Me parece irreal que un chico conozca a una chica, que hablen y que ella se muestre reacia a hablar con él, malhumorada, y que el chico quiera conocerla. En parte me pareció que Willow, en su primer encuentro, lo trató un poco mal como para que Guy se interesase por ella. Y por si fuera poco Willow sólo quiere deshacerse de él. Las cosas cambian una vez se conocen mejor, pero el principio de la relación me pareció surrealista.

Los personajes están bien trabajados, aunque a la novela no se le escapan los clichés: típica pandilla de chicas algo superficiales, chico dulce y sensible que se enamora de la protagonista diferente a las demás... Pero bueno, no me han disgustado. Aunque Willow... ¡ay! Entiendo que la chica lo esté pasando mal y se sienta culpable, pero llega un momento que cansa un poco que no pare de repetir 'Soy una asesina' o 'No soy la hija de nadie'. Se lo perdono porque me ha parecido un personaje valiente y fuerte.


El ritmo es lento, y se repiten los sucesos: Willow va al instituto, se encuentra con Guy, hablan de libros (el libro por excelencia es La tempestad, ahora me han entrado ganas de leerlo ), vuelve a casa, se corta, vuelta a empezar. Pero el libro es así, lo veo bien porque no necesita nada más para funcionar, la trama pide que no se aceleren los hechos. Además las conversaciones entre los chicos no son para nada ñoñas, sino que hablan como personas de diecisiete años.  Me parece un punto a favor que hay que tener en cuenta a la autora: no todos los escritores se atreven a construir un libro juvenil que trate temas como la automutilación o la ruptura familiar sin resultar cursis. 

El libro en general me ha gustado, porque es diferente a todo lo que he leído y la autora sabe cómo introducirte en la piel de Willow a través de su escritura, sencilla y directa. Aunque yo no lo catalogaría del todo juvenil, pues ciertas partes pueden ser duras de leer.

La edición está muy bien cuidada, con sus gotitas en los números de páginas y la decoración al principio de los capítulos, pero he encontrado multitud de fallos en el interior, como parágrafos repetidos o signos de puntuación inexistentes. Puede que esto sólo pase en mi libro, porque lo gané en un concurso y es un ejemplar que me llegó directamente de la editorial. Si es así, espero que hayan corregido esas erratas.

Os animo a leerlo, os encontraréis con un libro autoconclusivo diferente de todas las lecturas juveniles de ahora. Aunque la historia entre Willow y Guy no es nada del otro mundo, lo importane e interesante del libro es cómo Julia Hoban retrata el mundo de esta adolescente marcada por la culpa.

Veredicto:

Lo que cuenta es un soplo de aire fresco en la literatura juvenil. No dejará indiferente al lector.

Nota:



5 idea(s) :

Misao dijo...

Este libro me llama mucho la atención, sobre todo por la trama que tiene.

Genial tu reseña.


Saluditos!!!!

Ai* dijo...

parece una historia muy dura, pero no por eso no le voy a dar una oportunidad :)

Nina dijo...

Llevo tiempos queriendo leerlo, pero a mi pais no llega!!

Victoria dijo...

Lo quiero leer!Lo que primero tengo que bajar mi lista de 'por leer...'xD
Muak!

Estefiap dijo...

Como ya han dicho parece una historia muy dura, sin embargo tiene que estar muy bien.
¡Besos!